Frutas, verduras y hortalizas de agosto

Hortalizas y Verduras

Ajo, Berenjena, Calabacín, Calabaza, Cebolla, Judías Verdes, Lechuga, Pepino, Pimiento, Remolacha, Tomate y Zanahoria.

Frutas Frescas

Albaricoque, Arándanos, Cerezas, Ciruelas, Frambuesa, Fresas, Grosellas, Higos, Lima, Limón, Melocotón, Melón, Moras, Naranjas, Peras, Piña, Plátanos, Pomelo y Sandía.

Frutas Tropicales

Aguacate, Alquejenje, Carambola, Guayaba, Kiwano, Kiwi, Mango, Mangostán, Papaya, Pitahaya, Rambután y Tamarillo.

Eventos y ferias de agosto

Del 1 al 4 de agosto: Festival del Vino Somontano

Durante la primera semana de agosto, de jueves a domingo, el certamen cumplirá su vigésima edición.  El Festival del Vino Somontano es una de las principales citas que hay marcadas en el calendario veraniego aragonés. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano organiza esta gran cita enoturística en la que el vino se marida con la cultura y la gastronomía.

Como en ediciones anteriores, el festival se compone de la Muestra del Vino Somontano en la que se puede disfrutar de una amplia carta de vinos Somontano acompañados de ricas tapas y música en directo, actuaciones en el Centro de Congresos y un atractivo programa de catas y actividades vinculadas con el vino para las mañanas y tardes del festival.

En la muestra gastronómica participan restaurantes y productores de la zona, que se reúnen en un recinto al aire libre de más de 13.500 metros cuadrados. También hay un concurso de tapas donde los restaurantes realizan sus propuestas en el marco de esta muestra.

Mercado medieval nocturno de Bierge

Bierge vuele a vestirse con sus mejores galas para acoger su XV Mercado Medieval Nocturno, que reúne a casi medio centenar de artesanos, que muestran una gran variedad de productos a los visitantes.

Organizado por la Asociación O’Batanar de Bierge, en colaboración con el Ayuntamiento y con muchos de los vecinos, el Mercado Nocturno cambia por unas horas la vida de Bierge. Los vecinos cuelgan pendones en sus balcones, que imitan los espectaculares escudos que aún se conservan en las fachadas muchas de las casas solariegas de la villa; durante todo el día las calles se cubren con toldos para proteger del sol a artesanos; y el visitante parece retroceder en el tiempo con la caída de la noche, cuando se encienden antorchas para iluminar las calles aledañas a la plaza Mayor, escenario natural del mercado, y en ese paseo se sorprende con el espectacular arco de laurel que adorna la portada de la capilla de San Lorenzo.

Música y garnachas en Borja

A mediados de agosto se celebra en Borja una noche temática para disfrutar de una forma diferente de las garnachas. De la mano de la Ruta de las Garnachas se recorren las diferentes bodegas ubicadas en los jardines, degustando sus vinos. Hay música en vivo para amenizar la velada y una gran variedad de aperitivos para tomar al aire libre antes del plato central y el postre, donde el vino de la variedad garnacha tiene un gran protagonismo en las recetas que se sirven.

Feria gastronómica transfronteriza

Canfranc Estación celebra el tercer fin de semana de agosto la Feria Gastronómica Transfronteriza. Durante su desarrollo se pueden degustar productos alimenticios y biológicos como quesos, repostería, cervezas artesanales, mieles, setas, chocolates…

En total, se dan cita más de 40 productores llegados desde Francia, Aragón, Asturias, Cataluña y La Rioja, que venden quesos, trufas, setas, patés, licores, sardinas, espárragos, panes, chocolates y repostería.

Dentro de esta iniciativa también se lleva a cabo una nueva edición del concurso de tapas de Canfranc en el que participan una decena de establecimientos.

Festival Amante en Borja

El Amante une música, vino y cultura, tomando como protagonistas los espacios más emblemáticos de Borja, desarrollando así parte de las actividades en el núcleo urbano, convirtiendo el pueblo en un escenario festivo perfecto. En esta cita participan algunas de las bandas más importantes del panorama ´indie` nacional y dj´s que desarrollan su actividad musical en las salas más importantes de España, además de grupos autóctonos.

Junto a la oferta musical del Festival Amantes se puede disfrutar de gastronomía, museos, enología, exposiciones… En definitiva, una cita en la que se involucra toda la ciudad y que cuenta con un público muy entregado.

Del 23 al 25 de agosto: FERMA Gourmet

FERMA Gourmet se celebra finales de agosto y durante su desarrollo se ofrece una gran cantidad de productos. Además, como cualquier evento de estas características, se trata de una ocasión perfecta para desarrollar actividades de ´networking` entre los más de 30 expositores que acuden a la feria y sus 18.000 visitantes.

Es un salón gastronómico se enmarca dentro de la Feria Regional de Barbastro (FERMA). Es una cita muy particular, ya que está especializado en productos agroalimentarios de calidad del Pirineo. Y qué mejor lugar para llevarlo a cabo que en la Feria de Barbastro. 

Fiestas de agosto

Calendario
Gastro
nómico

Para despedir las fiestas en honor a Santo Domingo de Guzmán y San Salvador, la localidad monegrina de Villanueva de Sijena celebra el tradicional Entierro de la sardina. En la madrugada de la última noche de fiestas es cuando se lleva a cabo esta tradición. Las calles del pueblo son el escenario donde pasean los vecinos y visitantes acompañados de la música de las charangas y de una sardina colgada de un palo o una caña. Con ella, los participantes se azotan entre sí repitiendo una tradición que se remonta a hace bastante tiempo.

Las fiestas patronales de Huesca son una explosión de alegría y de participación que llena las calles de blanco y verde, luminoso atuendo festivo y aroma de albahaca. Su carácter popular y callejero, con las peñas como protagonistas, los más de 300 actos festivos, junto a la dimensión humana y acogedora de la ciudad, convierten a las fiestas de San Lorenzo de Huesca en una de las más atractivas citas del verano aragonés.

En ella, la albahaca está muy presente, así que este es un buen momento para conocer algunos detalles sobre sus propiedades digestivas, antiespasmódicas y estimulantes, y su empleo en la cocina, desde su condición de condimento de sabor dulce, aroma cálido y color verde brillante.

Sus hojas se pueden usar frescas o secas. Las primeras son ideales para tortillas, huevos revueltos, pollo, pescados y langosta, mientras que las hojas secas son especiales para salsas, estofados, sopas y licuados. El sabor es bastante fuerte, por lo que conviene incorporarla al final de las preparaciones.

El cuchillo hace que pierda su color verde tan particular, por lo que lo mejor es cortarla con los dedos. Es deliciosa en carnes asadas y un acompañante especial en ensaladas de tomates. También se lleva muy bien con todo tipo de pastas y con la verdura, en general.

La albahaca se puede congelar sin que se altere su sabor. Las hojas mas perfumadas son las que se recogen antes de la floración. Las más viejas suelen tener un sabor más fuerte y picante. En una maceta se puede tener albahaca fresca durante todo el verano. Si queremos que nos dure hasta mediados de invierno, lo mejor es colocarla en el interior, cuando comienza la época de más frío.

La capital del Somontano celebra la reconstrucción histórica de los esponsales de Doña Petronila, Reina de Aragón, y Ramón Berenguer, Conde de Barcelona, que sucedieron en Barbastro un 11 de agosto de 1137. Este acontecimiento está considerado el punto de partida de la Corona de Aragón. Las actividades de reconstrucción se inician con ´Yo soy Petronila, reina de Aragón`, texto que se centra en tres momentos en la vida de la aragonesa: antes de contraer matrimonio, pariendo a su primer hijo y poco antes de morir.

Barbastro, Cuna y Corona

Bajo la denominación ´Las Joyas de la Corona` y la imagen de marca de los esponsales de la Reina Petronila, más de 20 establecimientos hosteleros se suman a una nueva edición de ´Barbastro, Cuna y Corona` con productos de gastronomía y artesanía inspirados en esta celebración.

Mercado Medieval

También tiene lugar la apertura del mercado medieval, en el que participan alrededor de 40 puestos de comerciantes y artesanos. La feria se ubica en el centro peatonal de la ciudad y es escenario de talleres y actividades de animación, así como exposiciones de instrumentos quirúrgicos y de tortura, armas y esculturas de la colección de los hermanos Blázquez. Durante la celebración se recibe a las comitivas de Ramiro II y de Ramón Berenguer IV y tiene lugar el acto central de las jornadas: los esponsales de Petronila y Ramón Berenguer.

Llega el 15 de agosto y Aragón estalla en fiestas. Entre la Virgen de agosto, el día 15, y la festividad de San Roque, el 16, media Comunidad Autónoma vive sus días grandes en honor a un santo, a la tradición o a sus orígenes.  Son tantos los pueblos donde se viven estas fiestas, que el resumen de lo que sucede en seis de ellos puede ser un buen muestrario.

En Calatayud tienen lugar las fiestas en honor a San Roque, declaradas Fiestas de Interés Turístico Regional, que son los principales festejos de la localidad bilbilitana. El momento más destacado se vive en la madrugada del 15 al 16 de agosto, cuando los diferentes grupos de peñistas de la localidad, arropados por turistas y residentes, realizan una romería hasta la ermita de San Roque mientras entonan los tradicionales ‘Gozos al glorioso San Roque’.

La localidad zaragozana de Caspe celebra estos días sus fiestas patronales de San Roque. Cinco días cargados de intensas actividades para todos los públicos que concluyen con el tradicional baile de honor a las Caspolinas una vez entrada la medianoche. 

En Calamocha, ataviados con el tradicional traje blanco, la faja azul y el cachirulo rojo, cientos de calamochinos danzan de año en año por las calles del municipio para honrar a San Roque en su día grande. Esta costumbre, que se remonta a 1885, es también tradición en otros pueblos de la comarca del Jiloca, como Ferreruela de Huerva

Valderrobres es otro municipio turolense que estalla en fiestas en la segunda quincena de agosto. Las fiestas mayores del municipio son la cita más importante para sus habitantes y aquellos que viven fuera y aprovechan estas fechas para el reencuentro con familiares y amigos. 

En Labuerda, municipio del Sobrarbe las fiestas mayores se celebran el 16 de agosto y son también en honor a San Roque. Hay jotas, rondas musicales que llevan sus cánticos de casa en casa, diferentes verbenas, una carrera e incluso una cena popular que reúne a medio pueblo en la plaza Mayor de la localidad para poner el broche al que es, sin duda, el fin de semana más festivo del año en el calendario aragonés.

Durante el mes de agosto, del 18 al 24, se celebran las fiestas de Retascón que los vecinos y visitantes disfrutan alrededor de la gastronomía. De hecho, se suele realizar un recorrido por las peñas del pueblo, donde se invita a comer y a beber a todo el mundo.

Durante uno de los días festivos, elegido por la comisión de fiestas, se realiza una merienda popular. Todo aquel que lo desea puede acercarse a Retascón y degustar un bocadillo de longaniza con una patata asada. Es la merienda típica de este pueblo y a atrae a muchos curiosos de otras localidades de la comarca.

La localidad oscense de Robres disfruta de una de las veladas más entrañables del año. La noche del 20 de agosto celebra la Cena del Toro, que consiste en una sartenada de ternera con la participación de todo el pueblo en una de las calles céntricas de la localidad.

Una de las tradiciones más arraigadas de la fiesta de San Bartolomé de Borja es el denominado Baile del Roscón que consiste en el traslado de un gran roscón que, posteriormente se coloca en la peana procesional del santo, desde la casa de los mayordomos a la iglesia. Se inicia con la salida de los danzantes, desde la casa consistorial, acompañados por los gigantes y la Banda de Música de la Agrupación Musical Borjana. A lo largo del recorrido, los danzantes bailan el llamado pasacalles.

Al llegar al templo, y tras entregar el roscón, da comienzo la celebración eucarística presidida por el párroco, a la que asisten la mayor parte de los miembros de la corporación municipal.

La Festa de la Coqueta está organizada por los carniceros locales, con la colaboración del consistorio, la comarca y la Diputación de Huesca. Se remonta a 1298 y busca el lanzamiento definitivo de la coqueta, una especie de croqueta elaborada con derivados del cerdo, pero carente de aditivos. Como ingredientes básicos lleva sal, especias, harina, pan y manteca o anís en grano.

Durante la fiesta se reparten unas 3.000 raciones, siendo la mitad blancas y la otra mitad negras. Para agilizar el proceso, algunos años la pasta ya estará elaborada, con lo que las mandungueras –las encargadas de preparar las coquetas–, tan solo tienen que cocinarlas, bien asadas o en el puchero. No obstante, se hace una demostración de cómo es el proceso de elaboración. Los niños participan en talleres en los que aprenden a preparar las coquetas.

Romanos celebra el 26 de agosto con motivo de las fiestas de San Bartolomé la fiesta de las migas y el vino en teja. El acto principal de los festejos consiste en la elaboración y reparto masivo de migas y vino, utilizando elementos de tradición medieval como el almud, la teja, la caldera de cinc y los carretillos.

El ritual de la preparación de las migas en caldera de cinc da paso a su reparto por los migueros ayudados por los carretillos y la degustación del vino con la teja más antigua del pueblo. En las últimas ediciones la fiesta, que fue declarada en 2015 como Fiesta de Interés Turístico de Aragón, ha congregado a cerca de 2.000 visitantes, cuando la localidad apenas cuenta con un centenar de vecinos empadronados.

Jaca vive a finales de agosto el espíritu del mercado más tradicional en la plaza de la Catedral. Media docena de hortelanos dan vida a una nueva edición del Mercado de las Huertas, que cada año reúne a numeroso público en torno a su celebración y cuyo principal objetivo es sacar a la calle lo mejor de la tierra jacetana, como símbolo de los martes de mercado que históricamente vivía la ciudad.

Desde primera hora, la plaza de la Catedral recupera el tradicional carácter comercial y de punto de encuentro que siempre tuvo con la colocación de los puestos. Unos puestos que ponían al alcance de todos lo mejor de las huertas jacetanas: productos de temporada, normalmente ejemplares de gran tamaño de frutas, verduras, hortalizas y flores. Cada año, según marca la tradición, los hortelanos donan una cesta de productos a una asociación sin ánimo de lucro, para que pueda recaudar fondos para su causa.

La historia del Mercado de las Huertas de Jaca tiene orígenes muy remotos. Ya desde el siglo XI, Jaca se estructuraba como punto neurálgico económico y social del Pirineo, por su situación estratégica y por sus características, que permitieron un importante auge de los cultivos de viñedos y cereales en torno a la ciudad. Este hecho convertía a Jaca en un lugar ideal para la organización de ferias, y de ahí se otorgó a la ciudad la potestad para realizar mercados cada martes.