Frutas, verduras y hortalizas de junio

Hortalizas y Verduras

Ajo, Ajos frescos, Apio, Brécol, Calabacín, Calabaza, Cebolla, Endibias, Espinacas, Judías Verdes, Lechuga, Pepino, Pimiento, Rábano, Remolacha, Tomate y Zanahoria.

Frutas Frescas

Albaricoque, Arándanos, Brevas, Cerezas, Ciruelas, Frambuesa, Fresas, Lima, Limón, Manzana, Melocotón, Naranjas, Nísperos, Peras, Piña, Plátanos, Pomelo y Sandía.

Frutas Tropicales

Aguacate, Carambola, Guayaba, Kiwano, Kiwi, Mango, Mangostán, Papaya, Pitahaya, Rambután y Tamarillo.

Eventos y ferias de junio

1 y 2 de junio: XXX Fira de Sant Medardo

El fin de semana del 1 y 2 de junio se celebra una nueva edición de la Feria de Artesanía y Agroalimentación de San Medardo de Benabarre. El certamen reúne a más de 60 expositores, entre los que están representados diversos profesionales de los sectores ganadero, artesanal, agroalimentario y turístico.

El chocolate, el queso, los productos cárnicos, el aceite, la sobrasada de ibérico, la trufa o el vino son algunos de los alimentos que dan identidad a esta feria que cada año cuenta con más de 5.000 visitantes. Entre las actividades que se desarrollan destacan la almorçada de longaniza y panceta a la brasa, la muestra ganadera, el sorteo de un lote con productos donados por los expositores y otras actividades complementarias.

Catando Somontano

La Denominación de Origen Somontano comenzó la campaña “Catando Somontano” hace unos años y a ella se sumó la Ruta del Vino Somontano completando su propuesta de actividades y calendario.  Esta campaña tiene como objetivo recorrer tanto Aragón como el resto España para mostrar los vinos de la denominación mediante presentaciones, catas, talleres, maridajes. Estas actividades se complementan con viajes a las bodegas del Somontano.

Sentir el aceite en Buera

La localidad de Buera celebra en el mes de junio la experiencia «Sentir el Aceite». Esta cita sensorial se realiza en el Torno de Buera, una antigua almazara de Buera, cuyo   edificio tiene su origen entre los siglos XVII y XVIII.

Gastromanía 2019

Los días 11 y 12 de junio Gastromanía trae a Zaragoza  a algunos de los más selectos actores del panorama gastronómico actual. Un congreso impulsado por Turismo de Aragón y la Academia Aragonesa de Gastronomía que en la edición de este año se presenta bajo el título «Redefiniendo la gastronomía, la evolución del término y su futuro». ¡Márcalo en rojo en tu agenda! Haz tu inscripción en: www.lagastromania.es.

De brujas, mitos y leyendas en Sallent de Gállego

Durante la primera quincena de junio Sallent de Gállego acoge una nueva edición de la Feria de Brujas, Mitos y Leyendas del Valle de Tena. El mágico mercado se ubica en la plaza Valle de Tena y en el mismo se pueden encontrar todo tipo de productos artesanos y naturales. Entre las múltiples actividades programadas celebran bailes y danzas medievales que pueden disfrutarse alrededor del mercado. Además, hay talleres y juegos para los más pequeños, e interesantes charlas sobre las tradiciones, la historia y la cultura del Pirineo aragonés.

Otro acto muy demandando durante la celebración de esta feria es la visita al bosque del terror durante la noche y la madrugada. Una vez más, los ´muertos vivientes` intentarán, por todos los medios posibles, que los participantes en esta aventura pasen un rato de miedo mientras buscan a cinco vecinos misteriosamente desaparecidos.

Durante la feria también hay una importante presencia de productos agroalimentarios y los establecimientos hosteleros ofrecen menús tematizados sobre brujas, mitos y leyendas.

15 y 16 de junio: Ruta de manjares en Tarazona

Organizada por la Asociación de Comerciantes y Hostelería de Tarazona, la Ruta de Manjares se realiza coincidiendo con las Jornadas de la Coronación del Emperador.
Bares y restaurantes de Tarazona suman propuestas relacionadas con la cita a su oferta tradicional. Además, también elaboran bebidas especiales y menús completos. Para el sector hostelero, la ruta es una forma de reivindicar la importancia y el papel destacado de la gastronomía en el turismo. Todos los establecimientos participantes lucen durante la feria renacentista un cartel indicativo de la promoción para facilitar al público la identificación.

Polifonik Sound, una apuesta por la gastronomía local

El festival Polifonik apuesta por la gastronomía local, organizando conciertos en bodegas, animación en bares y restaurantes y encuentros de periodistas gastronómicos en torno al festival. Durante el desarrollo de este encuentro hay un gran ambiente que ha hecho de Polifonik Sound uno de esos pequeños festivales boutique en el que aún se disfruta de la cercanía de los artistas y se dispone de un trato personalizado.

Torrefest

Torrevelilla, un pequeño pueblo del Bajo Aragón, celebra en junio una nueva edición de Torrefest, la feria de la cerveza artesana. En la organización de este evento se implican prácticamente todos los vecinos del pueblo. En total, casi un centenar de personas participan en la organización. Cada vez más emprendedores cerveceros apuestan por estar presentes con sus novedades en esta feria.

Semana de los vinos de la DOP Calatayud

Por segundo año consecutivo la Denominación de Origen Calatayud celebra “La Semana de los Vinos de Calatayud”, con actos culturales, catas de vinos, actuaciones musicales y eventos deportivos, con el propósito de implicar a toda la población local en las distintas actividades.

Fiestas de junio

Calendario
Gastro
nómico

Asín celebra la romería a la ermita de la Virgen del Campo el sábado de pentecostés. Tras la celebración de una eucaristía al aire libre de regreso al pueblo se lleva a cabo la bendición de los campos y términos y, una vez en la localidad, el ayuntamiento obsequia a todos los participantes con la tradicional hogaza de pan y una botella de vino.

Se trata de una tradición centenaria que el municipio celebra para pedir lluvia en estas fechas a la Virgen del Campo.

La fiesta de la Judiada en Alloza se celebra el Sábado de Pascua de Pentecostés y se desarrolla íntegramente en la zona del Calvario, comenzando por la mañana con una misa de campaña, seguida de una degustación popular de comida hecha a base de judías, ofrecida por el Ayuntamiento. Por la tarde, el festejo continúa con un baile, que suele hacerse en la explanada que hay detrás del Calvario.

Bolea
La localidad oscense de Bolea celebra el domingo 9 de junio la vigésima edición de la Feria de la Cereza. Este municipio recoge alrededor de 400.000 kilos de cerezas cada año y, justo cuando la recolección de las distintas variedades está en pleno apogeo, se celebra la feria. La Plaza Mayor de Bolea acoge numerosos tenderetes en los que se comercializan más de 30 variedades de cereza. La más apreciada es la “garrafal de Monzón” o “garrafal de Napoleón”. Si algún viajero quiere hacer coincidir su escapada con esta feria que sepa que esta clase de cerezas también se conoce en la zona con el nombre de “morrovaca”.

Albalate del Arzobispo
El Ayuntamiento de Albalate del Arzobispo y ADIBAMA organizan cada año la Feria de la Cereza, dedicada a esta fruta y a los productos agroalimentarios locales. Además de un mercado alimentario, que se celebra el sábado, se desarrollan también diversas actividades divulgativas en torno al sector agroalimentario (talleres, charlas, menús especiales en los restaurantes, concursos de relatos y concursos de repostería). En 2019 se celebrará la octava edición y la fecha oscila entre el segundo y tercer fin de semana de junio.

La madrugada de San Juan es una velada mágica por excelencia asociada a innumerables ritos y costumbres ancestrales, muy especialmente en la franja mediterránea donde el fuego forma parte indisoluble de este momento. Es la noche más corta del año en el hemisferio norte y tiene un marcado carácter festivo y gastronómico. Las hogueras que se encienden significan el triunfo de la luz sobre la oscuridad y, según la cultura popular, preservan de todo mal durante el año.

El sol, el fuego y el agua son sus elementos más característicos. Cuenta la leyenda que las cenizas curan las enfermedades de la piel y que es conveniente saltar la hoguera un mínimo de tres veces para tener un buen año. También es habitual bailar alrededor del fuego para purificarse y protegerse de influencias demoníacas.

Las celebraciones del 24 de junio también están relacionadas con el agua. De hecho recomiendan lavarse en la madrugada con agua fresca para mantener el cutis más terso y eliminar impurezas. Y es que las aguas tomadas en la noche de San Juan, costumbre que se llama «sanjuanarse» se tienen por sanadoras y purificadoras.

Los celtas e iberos pensaban que las fuentes eran curativas, posteriormente la iglesia católica consagró a San Juan más de mil fuentes en España. En algunas poblaciones también existía, y en algunas todavía se conserva, la tradición de enramar las fuentes.

En Molinos, el culto al agua llega hasta el extremo de lanzarse cubos de agua y crear auténticas batallas para prevenir enfermedades. La presencia del toro como elemento totémico relacionado con esta noche mágica está presente en la localidad de Aliaga. A las doce de la madrugada se da suelta a un toro embolado por las calles del pueblo al que luego le dan muerte y su carne se reparte entre los vecinos para comerla en una cena con toda la comunidad.

En Aliaga acostumbran a plantar un árbol y se enraman las casas de las mozas.

La madrugada de San Juan es una velada mágica por excelencia asociada a innumerables ritos y costumbres ancestrales, muy especialmente en la franja mediterránea donde el fuego forma parte indisoluble de este momento. Es la noche más corta del año en el hemisferio norte y tiene un marcado carácter festivo y gastronómico. Las hogueras que se encienden significan el triunfo de la luz sobre la oscuridad y, según la cultura popular, preservan de todo mal durante el año.

El sol, el fuego y el agua son sus elementos mas característicos. Cuenta la leyenda que las cenizas curan las enfermedades de la piel y que es conveniente saltar la hoguera un mínimo de tres veces para tener un buen año. También es habitual bailar alrededor del fuego para purificarse y protegerse de influencias demoníacas.

Las celebraciones del 24 de junio también están relacionadas con el agua. De hecho, recomiendan lavarse en la madrugada con agua fresca para mantener el cutis mas terso y eliminar impurezas. Y es que las aguas tomadas en la noche de San Juan, costumbre que se llama «sanjuanarse» se tienen por sanadoras y purificadoras. Los celtas e iberos pensaban que las fuentes eran curativas, posteriormente la iglesia católica consagró a San Juan más de mil fuentes en España.

Cuevas de Cañart. Es tradicional consumir conejos con caracoles y de postre toman brazos de gitano con chocolate.

Molinos.  El culto al agua llega hasta el extremo de lanzarse cubos y crear auténticas batallas para prevenir enfermedades.

Aliaga. Acostumbran a plantar un árbol y se enraman las casas de las mozas.

Cañada de Benatanduz. Tienen por costumbre tomar pastas variadas con licores ofrecidos por el ayuntamiento.

Alagón y Monzón. Lo celebran con caracoles.

Oseja y Sigüés. Se van de romería. Los primeros a la Virgen de la Sierra y los otros a San Juan Bautista.

San Juan de Flumen. Encienden la tradicional hoguera.

Tarazona. Se degusta una chocolatada en el parque de Pradiel.

Ejea de los caballeros. Se celebra para estas fechas de junio un mercado medieval que, además de una completa oferta comercial, pone disposición de los vecinos y visitantes la oportunidad de trasladarse por unos días a la Edad Media.

Sabiñán. Suben al Torreón de las Encantadas a rememorar la leyenda de las tres doncellas moras.

La Almunia de Doña Godina. La fiesta animada por los Titiriteros de Binéfar se ha consolidado como tradición.

El fin de semana más próximo al 28 de junio se conmemora en Caspe la proclamación de Fernando I como Rey de Aragón. El impresionante escenario de las escalinatas de la Colegiata acoge el acto central de esa celebración: una representación teatralizada de ese momento, así como de los antecedentes que llevaron a él.

Pero hay mucho más: el pueblo entero se caracteriza con atuendos de época, se celebran farsas y representaciones en las calles, exhibiciones de tiro con arco o cetrería, y los actos se suceden continuamente captando el interés de vecinos y visitantes, con la particularidad de que nadie es extraño en esta celebración.

Ruta medieval de tapas y tragos

Los establecimientos caspolinos preparan tapas especiales durante esta festividad, todas ellas con toque medieval. Cada tapa se acompaña de su «trago» a un precio cerrado de 2 €.

Mercado medieval

La ciudad acoge un importante mercado medieval en el que se puede encontrar una variada oferta de productos de calidad (aceite, quesos, vino, conservas, aceitunas, dulces…) y una completa muestra de oficios perdidos.

Tras las celebraciones de San Juan y la recogida del hipérico en el monte, en la madrugada de San Pedro, el 29 de junio, las mujeres de Almonacid de la Sierra vuelven a repetir operación. Antes de que salga el sol por el horizonte emprenden camino al monte para recoger la hierba de San Pedro, una planta de tallos delgados con flores algodonosas de color blanco que en los días posteriores aparece colgada en los balcones del pueblo.

También hay chocolate con churros que, en esta ocasión, acompañan con los «palos de San Pedro», un postre típico recuperado por la asociación de mujeres de la localidad que preparan la masa de este dulce mezclando harina, huevos, sal, azúcar, gaseosa, ralladura de limón, vodka y aceite de oliva, que luego fríen en la sartén en forma de palos. Para terminar, espolvorean el dulce fon azúcar glass, último toque a este postre que también se acompaña con buñuelos y flores de hojaldre.

Si continúa navegando consideraremos que acepta el uso de cookies propias y de terceros. Más información sobre nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies