Gastronomía Aragonesa

T Z

9 Mayo 5

 

Frutas, verduras y hortalizas de Mayo

Hortalizas y verduras: Achicoria, Ajo, Ajos frescos, Alcachofa, Apio, Brécol, Cebolla, Endibias, Espárragos Blancos, Espinacas, Hinojos, Judías Verdes, Lechuga, Rábano, Remolacha y Setas.

Frutas frescas: Albaricoque, Cerezas, Ciruelas, Fresas, Lima, Limón, Manzana, Melocotón, Naranjas, Nísperos, Peras, Piña, Plátanos y Pomelo.

Frutas tropicales: Aguacate, Carambola, Kiwano, Kiwi, Mango, Mangostán, Papaya, Rambután y Tamarillo.

Eventos y Ferias de Mayo

17 y 18 de mayo, ganadería y alimentación en Samper de Calanda.

Samper de Calanda celebra la Feria de Ganado y Artesanía, un certamen que tradicionalmente tiene lugar el fin de semana anterior al 22 de mayo y donde la gastronomía está presente a través de un mercado con alimentos vinculados al territorio.

25 de mayo, feria agroalimentaria de Cantavieja.

La localida de Cantavieja celebra el último domingo de mayo el certamen de productos artesanos y agroalimentarios del Maestrazgo, un evento que alcanza este año su vigésimo sexta edición.

Mercado medieval en San Juan de Mozarrifar.

El barrio zaragozano de San Juan de Mozarrifar acoge un Mercado Medieval en la Plaza Torre del Carmen. Vecinos y visitantes de San Juan de Mozarrifar podrán ver oficios como la cestería o la herrería, pudiendo también adquirir alimentos y artesanía de madera, vidrio o cerámica. Música, talleres infantiles, demostraciones artesanales, cetrería y espectáculos callejeros, en un ambiente totalmente medieval, recordarán los oficios y habilidades de aquella época, dándoles de nuevo el valor cultural que merecen.

Fiestas de Mayo

1 de mayo, tiempo de romerías.

Mayo es el mes de las romerías en Aragón. Durante el primer fin de semana celebran romerías en Binéfar a la Virgen del Romeral, con reparto de vino y dulces, en Broto, Villanova y Tierrantona. En Langa del Castillo, los vecinos acostumbran a merendar juntos pastas tradicionales y moscatel y en Castellote tiene lugar la romería del Llovedor de los Hombres, que consiste en celebrar comidas por cuadrillas en el entorno de la ermita. Antiguamente el menú consistía en judías de ayuno con ajo, caracoles y vino, receta por la que muchos se siguen decantando.

Calatayud se va de romería al Cristo de Ribota, donde se celebra un concurso gastronómico a base de guisos de la zona —ranchos, calderetas, paellas, etc.—.

Alcorisa disfruta de la fiesta de la primavera con una comida popular con un menú compuesto por judías con oreja y chorizo y vaca estofada. El Monasterio de Monlora, en las Cinco Villas, es otro referente en cuanto a romerías. Hasta este enclave situado en el término de Luna se acercan miles de personas de las localidades del entorno —Ejea de los Caballeros, Erla, Luna, Sierra de Luna, etc.—.

Dentro del mes de mayo, el primer domingo es la jornada con mayor concentración de romerías. Uno de sus mayores exponentes es la romería a la Virgen de la Corona en la que participan vecinos de Alcalá del Obispo, Piracés, Albero Bajo, Albero Alto, Callén o Novales. Munébrega celebra una comida popular a base de pollo de corral asado y natillas con bizcocho y canela de postre. Alhama de Aragón visita San Gregorio, Almonacid de la Sierra el Santuario de la Virgen de Lagunas y La Muela a la Virgen de la Sagrada. También hay romería en Malón.

En Huesca las ermitas de Salas y Loreto se llenan de romeros que se reparten tortas y huevos duros. Otras romerías en este primer domingo de mayo son las de la Virgen del Viñedo en la que participan los doce pueblos del Abadiano de Montearagón y la de la Virgen de Semón de Olvés. En Paracuellos de la Ribera hay judiada popular y en La Puebla de Valverde la romería a Santa Bárbara donde toman los rollos de la santa con vino.

El primer domingo después de la Semana Santa se celebra en Ariño la romería al Santuario de la Virgen de los Arcos. Además de las tradiciones religiosas que marcan la jornada, los vecinos y visitantes que se dan cita en el santuario degustan un menú típico compuesto de judías y longaniza.

Desde finales del mes de abril y durante el mes de mayo se realizan desde diferentes pueblos de la comarca de Calatayud romerías hacia el Santuario de Nuestra Señora de Jaraba. Las romerías a este Santuario, ubicado en un enclave paisajístico de gran belleza natural, en una cornisa saliente a la entrada del Barranco de la Hoz Seca en Jaraba, son una tradición que data de siglos anteriores, en los que todavía eran muchos más los pueblos que se acercaban hasta él para rezar ante la Virgen de Jaraba, pedirle alguna ayuda y agradecer las ayudas prestadas. Campillo de Aragón, Calmarza, Cubil, Milmarcos, Jaraba y Cimballa son los pueblos protagonistas.

8 de mayo, tortas de mayo en Biel.

Biel celebra la romería a la ermita de la Virgen de Sierra. Tras los actos religiosos, que dada la masiva afluencia de gente tienen lugar en el exterior del edificio sobre un altar de piedra, antiguamente se repartían entre los asistentes rebanadas de pan previamente bendecidas que eran popularmente conocidas como «el pan de la virgen». Desde hace unos años el pan fue sustituido por las «tortas de mayo» que se degustan acompañadas de vino dulce en porrón. Los romeros además organizan sus propias comidas campestres en cuadrillas de amigos y familiares y suelen optar por en sus menús por las migas, ensaladas y costillas asadas a la brasa.

9 de mayo, en San Gregorio.

Los vecinos de Olvena celebran una romería con reparto de pan y vino. En Blecua hay misa en la ermita y se convida a todos los asistentes a magdalenas y vino. Aniés e Ibdes también celebran romería en honor a San Gregorio.

13 de mayo.

Aniñón celebra hoy la romería a la ermita del Niño Jesús donde se preparan grandes ranchos y migas. Paracuellos de Jiloca celebra sus fiestas en honor a San Antonio.

14 de mayo. 

En Casbas de Huesca los vecinos y visitantes de Casbas de Huesca van a la ermita de Nuestra Señora de Bascués. De regreso celebran una comida en la que degustan caracoles con ajo arriero y conejo.

15 de mayo, San Isidro, patrón de los labradores.

La festividad del patrón de los labradores tiene gran repercusión en la gastronomía y el calendario del medio rural aragonés. Entre los enclaves en los que se celebra con especial énfasis esta fecha se encuentran Almudévar que festeja sus segundas fiestas con actos muy populares y Sariñena que lleva a cabo una romería a la ermita de Santiago con comida campestre en los alrededores.

En Candasnos tiene lugar una romería hasta la ermita de San Bartolomé donde comen carne y longaniza asada. También hay comida popular en Albalate de Cinca, merienda en la plaza Mayor de Alfántega, cena popular en El Pueyo de Santa Cruz y sartenada en Laluenga.

En Huerta se organiza una judiada, un ágape popular compuesto por judías de primer plato, fritada y cordero de segundo. De postre toman melocotón con vino.

También es tradición celebrar una gran comida en los cinco lugares que forman el municipio de ILCE —Morilla, Fornillos, Permisán, Monesma e Ilche—. En El Tormillo hay sardinada y en Valfarta un ágape popular. Los vecinos de Castigaleu se reparten torta y vino, en Berdún hay comida popular y en Aniñón caldereta de cordero. Monreal de Ariza celebra la romería de San Isidro con chuletas de ternasco a la brasa y Ainzón un concurso de ranchos o de migas a orillas de río Huecha. En Castiliscar nunca falta la romería a la ermita de San Román. En la localidad monegrina de Poleñino hay comida popular en el parque con el cerdo como alimento protagonista. El mismo día en Peñalba también hay comida popular, en este caso a base de guisos de cordero.

Rancho en Maleján.

En Maleján celebran la festividad de San Isidro con especial interés. Los actos, que organiza la cofradía del santo, se inician a las siete de la mañana con el canto de la aurora y continúan con chocolate y café con pastas para todos los presentes. Mientras los mayordomos ultiman los detalles de la ceremonia religiosa, los malejaneros empiezan a preparar el rancho pelando patatas, pimientos, ajos y demás ingredientes, una tarea en la que la colaboración suele ser muy amplia. La comida tiene lugar en la plaza Baja en un ambiente muy familiar en el que nunca faltan las jotas y el buen humor.

Tortas y bollos en Caldearenas.

Los vecinos de los pueblos de Caldearenas se van de romería a la ermita de la Virgen de los Ríos, en los montes de Aquilúe. En el interior de la ermita se colocan tortas y bollos cocidos por la mañana en horno de leña acompañadas de vino rancio de la tierra.

22 de mayo, Santa Quiteria.

Santa Quiteria es una fecha con muchas citas festivas en el calendario. Una de ellas tiene lugar en Fuentes de Jiloca que celebra una cena popular a base de judías con careta y oreja y ternera estofada. De postre toman roscones y rosquillas de la santa. En Naval, los vecinos de Naval se van de romería con reparto de caridad tras la misa. En San Agustín, la romería a la Virgen de Pradas es célebre por los populares rollos. También hay romería en Alarba.

18 de mayo.

Cimballa se va de romería. En la explanada junto a la ermita, y tras la misa, se ofrece un aperitivo a los asistentes a base de vino, moscatel, chocolate, pastas y otros ágapes. Después, en grupos de amigos y familiares, se reúnen junto al río para comer y disfrutar de un día de campo.

El bautizo de Maleján.

Maleján, en la comarca del Campo de Borja, despide sus fiestas patronales en honor del Santo Cristo de la Capilla con el «bautizo», un gran chaparrón de almendras, nueces y caramelos que los mayordomos lanzan desde sus balcones. Abajo espera la gente dispuesta a recoger tan dulce lluvia. Ésta es una tradición ancestral que ha ido pasando de padres a hijos sin que se pueda precisar muy bien ni su origen ni su significado.

31 de mayo, en Asín, lluvia para el campo

Asín celebra la romería a la ermita de la Virgen del Campo. Tras la celebración de la eucaristía al aire libre, de regreso al pueblo, se lleva a cabo la bendición de los campos y términos y, una vez en la localidad, el ayuntamiento obsequia a todos los participantes con la tradicional hogaza de pan y una botella de vino. Se trata de una tradición centenaria que el municipio celebra el sábado anterior al Domingo de Pentecostés para pedir a la Virgen del Campo lluvia para el campo en estas fechas de primavera.

 

Colabora:

© 2017. Gastronomía Aragonesa. Aviso Legal.