Gastronomía Aragonesa

T Z

9 Junio 5

 

Frutas, verduras y hortalizas de Junio

Hortalizas y verduras: Ajo, Ajos frescos, Apio, Brécol, Calabacín, Calabaza, Cebolla, Endibias, Espinacas, Judías Verdes, Lechuga, Pepino, Pimiento, Rábano, Remolacha, Tomate y Zanahoria.

Frutas frescas: Albaricoque, Arándanos, Brevas, Cerezas, Ciruelas, Frambuesa, Fresas, Lima, Limón, Manzana, Melocotón, Naranjas, Nísperos, Peras, Piña, Plátanos, Pomelo y Sandía.

Frutas tropicales: Aguacate, Carambola, Guayaba, Kiwano, Kiwi, Mango, Mangostán, Papaya, Pitahaya, Rambután y Tamarillo.

Eventos y Ferias de Junio

7 y 8 de junio, feria de productos locales en Benabarre.

La Feria de San Medardo de Benabarre integra un completo escaparate de los productos agroalimentarios y artesanos de la zona, de la máxima calidad y al mejor precio, con el objetivo de promocionar la artesanía y los productos agroalimentarios de la zona bajo la marca «Benabarre Sabor». El chocolate, los quesos, los productos cárnicos, los aceites, una sobrasada de ibérico, las trufas o el vino son, entre otros productos, el sello de identidad que determina la calidad agroalimentaria de la Feria y de Benabarre. El certamen integra además otras actividades como exposiciones ganaderas y un amplio programa de actividades complementarias, entre las que destacan la celebración de eventos vinculados a la promoción de los productos locales, como catas y talleres de maridaje, entre otros.

7 y 8 de junio, feria de la cereza en Bolea.

La villa oscense de Bolea celebra el segundo fin de semana de junio la Feria de la Cereza, un certamen plenamente consolidado que cada año registra una gran afluencia de público interesado en la cereza, que en estas tierras alcanza una calidad excepcional. Hay exposición y venta de las acreditadas cerezas, que se completa con un mercado de artesanía y productos alimentarios, así como otras actividades lúdicas y culturales.

VII Feria de la Cereza Sierra Vicor. 

La localidad zaragozana de El Frasno, perteneciente a la Mancomunidad Sierra Vicor-Espigar, celebra la Feria de la Cereza Sierra Vicor para dar a conocer la Cereza de Montaña, producto característico cultivado en los municipios integrantes de esta zona de la Comarca de Calatayud.

Los visitantes podrán degustar y comprar cerezas directamente del agricultor y disfrutar de actividades complementarias y lúdicas como talleres y concursos para niños (plastilina, maquillaje, carrera con cerezas y concurso de «escupir huesos»), además de conferencias y charlas sobre este producto. La Diputación de Zaragoza acostumbra a invitar al público a migas con cerezas.

Cita en Biescas en torno al queso.

El queso en Aragón es un producto sano, natural, vinculado a un territorio. Un patrimonio culinario y cultural que además sirve para preservar y recuperar ciertos modos de vida tradicional, fomentando el empleo, evitando la emigración y creando nuevos espacios económicos en el medio rural. En torno a este producto artesano que en Aragón alcanza altas cotas de calidad celebra la localidad altoaragonesa de Biescas una cita anual en el mes de junio, coincidiendo con la celebración de las fiestas de San Antonio. De forma alternativa, se celebra la Cata-Concurso de Quesos de Biescas y las Jornadas de los Quesos de Aragón, organizadas por la Academia Aragonesa de Gastronomía y el Ayuntamiento de Biescas, con la colaboración del Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza (Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos), con una interesante agenda de actividades capitaneada por la acreditada degustación popular de los quesos de Aragón.

Fiestas de Junio

23 y 24 de junio, la noche más corta.

La madrugada de San Juan es una velada mágica por excelencia asociada a innumerables ritos y costumbres ancestrales, muy especialmente en la franja mediterránea donde el fuego forma parte indisoluble de este momento. Es la noche más corta del año en el hemisferio norte y tiene un marcado carácter festivo y gastronómico. Las hogueras que se encienden significan el triunfo de la luz sobre la oscuridad y, según la cultura popular, preservan de todo mal durante el año.

El sol, el fuego y el agua son sus elementos más característicos. Cuenta la leyenda que las cenizas curan las enfermedades de la piel y que es conveniente saltar la hoguera un mínimo de tres veces para tener un buen año. También es habitual bailar alrededor del fuego para purificarse y protegerse de influencias demoníacas.

Las celebraciones del 24 de junio también están relacionadas con el agua. De hecho recomiendan lavarse en la madrugada con agua fresca para mantener el cutis más terso y eliminar impurezas. Y es que las aguas tomadas en la noche de San Juan, costumbre que se llama «sanjuanarse» se tienen por sanadoras y purificadoras.

Los celtas e iberos pensaban que las fuentes eran curativas, posteriormente la iglesia católica consagró a San Juan más de mil fuentes en España. En algunas poblaciones también existía, y en algunas todavía se conserva, la tradición de enramar las fuentes.

En Molinos, el culto al agua llega hasta el extremo de lanzarse cubos de agua y crear auténticas batallas para prevenir enfermedades. La presencia del toro como elemento totémico relacionado con esta noche mágica está presente en la localidad de Aliaga. A las doce de la madrugada se da suelta a un toro embolado por las calles del pueblo al que luego le dan muerte y su carne se reparte entre los vecinos para comerla en una cena con toda la comunidad.

En Aliaga acostumbran a plantar un árbol y se enraman las casas de las mozas.

24 de junio, San Juan en Aragón.

En Cuevas de Cañart es tradicional consumir el conejo con caracoles y de postre toman brazos de gitano de chocolate. En Cañada de Benatanduz tienen por costumbre tomar pastas variadas con licores ofrecidos por el ayuntamiento. En Alagón y Monzón lo celebran con caracoles. En Oseja y Sigües se van de romería, los primeros a la Virgen de la Sierra y los otros a San Juan Bautista. En Ejea de los Caballeros se celebra para estas fechas de junio un mercado medieval que, además de una completa oferta comercial, pone a disposición de los vecinos y visitantes la oportunidad de trasladarse por unos días a la Edad Media. En Sabiñán suben al Torreón de las Encantadas a rememorar la leyenda de las tres doncellas moras. En La Almunia de Doña Godina la fiesta animada por los Titiriteros de Binéfar se ha consolidado como tradición.

28 y 29 de junio, en Caspe, el compromiso.

El último fin de semana de junio Caspe celebra sus Fiestas del Compromiso, unas fiestas declaradas de Interés Turístico de Aragón por el Gobierno de Aragón en 2003. Entre los muchos actos lúdicos y tradicionales, en la capital del Bajo Aragón zaragozano tiene lugar la representación teatral de las Crónicas del Compromiso y un importante mercado medieval en el que se pueden encontrar una variada oferta de productos de calidad (aceite, quesos, vinos, conservas, aceitunas, dulces y postres, ….), además de una completa demostración en la calle de oficios perdidos.

29 de junio, en Almonacid de la Sierra, Sanpedrada.

Tras las celebraciones de San Juan y la recogida del hipérico en el monte, en la madrugada de San Pedro, el 29 de junio, las mujeres de Almonacid de la Sierra vuelven a repetir la operación. Antes de que salga el sol por el horizonte emprenden camino al monte para recoger la hierba de San Pedro, una planta de tallos delgados con flores algodonosas de color blanco que en los días posteriores aparece colgada en los balcones del pueblo. También hay chocolate con churros que, en esta ocasión, acompañan con los «palos de San Pedro», un postre típico recuperado por la asociación de mujeres de la localidad que preparan la masa de este dulce mezclando harina, huevos, sal, azúcar, gaseosa, ralladura de limón, vodka y aceite de oliva, que luego fríen en la sartén en forma de palos. Para terminar espolvorean el dulce con azúcar glass, último toque a este postre que también se acompaña con buñuelos y flores de hojaldre.

 

Colabora:

© 2017. Gastronomía Aragonesa. Aviso Legal.